martes, 3 de febrero de 2009

Time of your life / Beautiful day

Yes, It was a worthwhile experience
It was worth It
Was it all worth it, The Miracle (1989), Queen

LADO A
Ah que temón de Green day es el del título. Alguna vez hablé de temas bajoneros. Este sin dudas estaría incluído en un top 5. Desde el último capitulo de Seinfeld que este tema me mata.
Volví de Viña del mar, de tierras shilenas. Y en el avión, mientras le pedía a un amigo que la busqué en el reproductor, otro me dice poné el canal 5 (de audio, del avión). Ahí estaba Green day. Sin más palabras nos quedamos callados escuchando, intercambiando alguna mirada, y alguna sonrisa, y casi una lágrima.

LADO B
Los irlandeses nos piden que no dejemos escapar un hermoso día, justamente desde el álbum Todo lo que no podés dejar atrás. Recién el último día en la playa puse este tema y lo canté sin que me importe quién escuche ni nada. Estos temas son como una especie de redención, sobre todo al final de un viaje.

Creo que cada viaje nos aporta algo distinto, aunque siempre es un crecimiento. Se nos abre la mente hacia nuevas experiencias, o hacia distintas formas de encarar experiencias anteriores. Se descansa menos que durante el año, pero uno vuelve renovado, con la mente liberada.
Con la nostalgia inmediata del momento mágico vivido, no queda otra que planear el próximo encuentro, el próximo viaje, la próxima liberación. Ansiando más cuotas de esos instantes en los que de verdad nos sentimos vivos, esos momentos en los que sabemos que no estamos dejando pasar nada. Esos pocos momentos en los cuales no nos arrepentimos.


SD

Estado: escuchando Dark light - John Frusciante (The Empyrean).
---------------------------------------------------------------------------
Un día como hoy - 3 de febrero
1959. En un accidente aéreo en Mason City, Iowa (Estados Unidos), en medio de un temporal de nieve, fallecen Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper. Esta fecha será recordada en la fabulosa canción American pie de Don McLean como “el día que la música murió".
1961. Bob Dylan graba por primera vez. Se trata de una cinta casera con versiones de San Francisco Bay blues y Jesus met the woman at the well. El evento tiene lugar en East Orange, Nueva Jersey (Estados Unidos), en casa de sus amigos Sid y Bob Gleason.