domingo, 23 de noviembre de 2008

El Soundtrack de mi vida

Si pudiéramos explicar con palabras las sensaciones... No serían lo mismo, no las viviríamos de la misma manera si las pudiéramos bajar a la realidad. ¿Cómo describir lo que viví el viernes en la cancha de Vélez?
Pareciera que ese estadio está destinado a darme las mayores alegrías de mi vida (estoy pensando en alquilarlo y casarme ahí). Siendo hincha fanático de Racing, lo vi campeón por primera (y única) vez en el Estadio Jose Amalfitani. Casi 7 años después vuelvo a emocionarme en esa cancha, como cuando Loeschbor marcaba el 1-0.
Nuevamente los voy a aburrir contándoles que escucho Queen desde los 6 años. O sea imagínense a un purrete de 6 años que en lugar de estar escuchando “La ola está de fiesta” o “La isla de los weetys” está sentando en el living de su casa escuchando A Kind of Magic, primer disco que me compré de Queen, después de “gastar” el cassette del Greatest hits I.

Me pongo a pensar y me doy cuenta que en mi vida debo haber pasado más horas escuchando a Queen que por ejemplo estudiando, o jugando al fútbol. Que Queen pasó más tiempo al lado de mío que algunos familiares o amigos, y no estoy bardeando a familiares y amigos, sino que por algunas circunstancias a veces no pueden estar. Pero Queen siempre estuvo.
El viernes en la cancha fue como esas revelaciones que cuentan en las películas en las que ves pasar toda tu vida delante de tus ojos. De repente volví a tener 10 años, mi tío venía a casa y me regalaba Live Killers. Inmediatamente me ponía a escucharlo y no podía evitar terminar aplaudiendo con el público (literalmente). Me acuerdo de volver a la cocina donde estaban mis viejos y mis tíos, y uno de ellos me pregunta riéndose ¿Quién era el que estaba aplaudiendo, vos o el público? Y responder completamente sonrojado: “Eh, nono, el público”, aunque obviamente ninguno me creyó.
Creo que puedo decir que objetivamente (tratando de apartarme un poco de todas estas emociones) que el show fue realmente bueno. Obviamente para mi fue el mejor de mi vida. Fueron 2hs y media inolvidables.
El show abrió con todo. Hammer to fall, Tie your mother down, Another one bites de dust. Estando en platea alta me quería tirar de palomita al campo. Llegó el turno de I want It all. Y llegaron mis primeras lágrimas. Ustedes se preguntaran porque en un tema como ese, y en que parte. Creo que puedo decir que el solo de I want It all es el que más toque en toda mi vida con mi Air guitar (?). En esa pausa antes del solo me corrieron 200 escalofríos, y con piel de gallina se me llenaron los ojos de lágrimas. Si, en algo tan simple como un solo, May no había dicho una palabra y yo ya estaba llorando como un nene.
Segundo momento inolvidable, y segundas lágrimas de la noche. Brian solito con su acústica de 12 cuerdas al borde de la pasarela tocando Love of my life. Ese tema que tantas veces hemos coreado con el público escuchando algún disco en vivo.
Las palabras de amor. Seguro no lo conocen este tema, pero es otro que me mató.
Under pressure! Cada día me gusta más ese tema. May y Taylor haciendo la tarea de Freddie y David Bowie, lo cantaron. La letra habla por si sola. Can’t we give ourselves, one more chance? Why can’t we give love that one more chance? Why can’t we give love? Give love, give love, give love, give love…
Desde los 8 ó 9 años que miraba el Live in Budapest, y mientras sonaba Radio ga ga me paraba delante del televisor y hacía el clásico aplauso. Toda mi vida soñé con poder hacerlo en vivo. En que consiste? Sería una cosa así: “All we hear is (clap clap), Radio ga ga (clap clap), Radio gu gu (clap clap)... y entre aplauso y aplauso estirar los brazos, y así sucesivamente. Imagínense todo un estadio haciendo eso.
Puedo seguir nombrando temas y sensaciones. The show must go on, Bohemian Rhapsody, Bijou una joya escondida en Innuendo, búsquenla en goear.com, es un temón, Freddie la terminó cantando desde las pantallas, increíble.
Sali del estadio como si estuviera drogado, extasiado. Fijense que caminé desde el Estadio de Vélez, hasta Juan B. Justo y Nazca! Buscando un taxi. Y no me importó, iba flotando.
Paul Rodgers se la re bancó, yo bardeaba para joder, sinceramente. Pero igual digamos que mucho cariño no le tenía. El tipo tiene una voz enorme, y no hay que entrar en comparaciones boludas, porque al lado de Freddie todos pero todos pierden por goleada.
Brian May es dios. Sépanlo. Es un violero de la re putísima madre que lo re parió. Y está re subvalorado. Es un groso de verdad. Seguiría escribiendo, creo que podría hacer un blog aparte contando cosas de este show. Se que muchos de ustedes sienten la música como yo, y sabrán entender estas cosas de las que hablo.



SD




lunes, 17 de noviembre de 2008

Compilado de sensaciones

> Ayer (domingo) fui a cubrir a los Decadentes. Nenes de los que habitualmente pueden repartir estampitas por el centro ofrecían entradas en la puerta. Reventa? No entendí mucho. Mi mente brillante, luego de unos minutos pensó que quizás porque quedaban varias localidades sin vender, el propio teatro daba en "concesión" a los pibes para tratar de vender un par de asientos más, que se yo, lo flashié quizás.
La cosa es que los Decandentes la rompen, si, leyeron bien, la rompen! Yo venía con el bajón clásico de los domingos agravado por otras circunstancias, y me terminé yendo con la mejor sonrisa de boludo (la nota próximamente en el acople).

> Falta muy muy poco para Queen + el gil de Rodgers. No comparto la efervescencia de otros fanáticos (a pesar de reclamar el puesto nro. 1 de fans). Se que Rodgers me va a decepcionar. Sin embargo estoy muy ansioso por ver a Brian y a Roger. Lo único que pido es que May se cante alguna.


> Estoy escuchando el 2do disco de Gran Martell (la banda de Araujo, ex batero de Divididos). El 1er disco es muy raro, y me gustó. El 2do disco sigue siendo raro y me gusta aún más. En cualquier nota que lean de esta banda no va a faltar la palabra "originalidad". Les recomiendo le peguen una escuchada.

> Le sigo dando duro a Stadium Arcadium. Ahora al 2do disco. El 1ero es bastante mejor, pero el 2 no decepciona. Desecration Smile cada día me gusta más.

> Me compré Heavier than heaven, biografía de Kurt Cobain. No soy un fanático de Nirvana, pero no estaba caro, Ro me dijo que estaba bueno, y me atrae saber que carajo le pasaba por la cabeza a Kurt. También me quiero comprar el que salió de Freddie Mercury, que dormí y ultimamente no lo vi más, y el de Charly de Sergio Marchi, que salió reeditado con unos capítulos más (o sea actualizado).

> La semana pasada falleció Mitch Mitchell, un garrón. Baterista de The Jimi Hendrix Experience. Groso realmente, y no lo digo porque haya muerto. Si alguno nunca escuchó a Hendrix, 1ero sacrilegio! 2do todavía está a tiempo. No se pierdan los 2 enormes músicos que tenía atrás (Noel Ridding era el otro, bajista).

> El 22 de enero viene Elton John. Va a tocar en el Estadio Boca (una garcha la zona, los accesos, todo!). Ya se que no les importa esta noticia, pero mi amiga personal Rocío estan reee entusiasmada, así que esta data es para vos. Igual si toca la del Rey León me enfiesto (?).

> La encuesta de Charly está más cerrada que culo de muñeco.

SD

Estado: escuchando Tragamonedas - Gran Martell (Dos Huecos).

lunes, 3 de noviembre de 2008

Tarda en llegar y al final hay recompensa

Tengo el orgullo de presentar en sociedad la nueva página del El Acople. Llevó su tiempo, hubo que tener paciencia, pero acá está terminada.
El Acople
No puedo estar más orgulloso en este momento de formar parte. De poder escribir acá, de hacer lo que me gusta. Y este blog tiene mucho que ver con haber llegado acá.



Para no dejar el post tan vacío quiero comentar un poco acerca de los Red Hot Chili Peppers. La idea era titular el post: "Queremos a los Chili Peppers!" y poner esta misma foto que ven acá.
Estuve escuchando mucho ultimamente Stadium Arcadium. En su momento le pegué un par de escuchadas, pero nunca en profundidad. Y hace unos días me encontré con un muy buen disco. No es fácil hacer un disco doble con 28 temas, y que el 80% sean buenas canciones, como pasa acá.
Me pasa con los Red Hot que tiene un par de temas medio pop que me encantan, que me levantan el ánimo, y que si los voy escuchando en el celular por la calle puedo hasta ir medio saltando/bailando y/o marcando la bateria con el dedo índice (si, soy un payaso). Por ponerles ejemplos me pasa esto con: Snow, ese arpegio es genial (Frusciante es un violero de la puta madre), con Tell me baby (ambas del disco del que les hablaba), y también con Universally Speaking de su álbum anterior By the way. Por poner algunos ejemplos.

Les dejó otro tema de Stadium Arcadium, que me pasa esto mismo que describo acá arriba. Posteo este tema porque no fue corte de difusión y tal vez no lo conozcan. Especially in Michigan. Me encanta en el estribillo cuando se pone a jugar con la palabra "Luck".





SD

Estado: escuchando Especially in Michigan - Red Hot Chili Peppers (Stadium Arcadium).
----------------------------------------------------------------------------------


Un día como hoy - 3 de Noviembre


1997. Queen lanza al mercado Queen Rocks. Alcanza el puesto #7 en los charts